976 55 05 10
Llámenos y le informaremos de nuestros servicios

Asesoría Empresas - Zaragoza

Nuevo reglamento de facturación

13 Feb 2013

A partir del 1 de enero de 2013 es aplicable este nuevo reglamento.

En este enlace exponemos las novedades más significativas que se introducen en el nuevo reglamento.

A partir del 1 de enero de 2013 es aplicable un nuevo Reglamento de facturación aprobado por el Real Decreto 1619 / 2012, de 30 de noviembre, por el que se regulan las obligaciones de facturación, derogando a partir de la mencionada fecha el anterior Reglamento contenido en el Real Decreto 1496 / 2003, de 28 de noviembre.

Las novedades más significativas que se introducen en el nuevo Reglamento de facturación son las siguientes:


1ª. Se establece que no se exigirá la obligación de emitir facturas en determinadas prestaciones de servicios financieros y de seguros, salvo cuando dichas operaciones se entiendan realizadas en el territorio de aplicación del Impuesto, o en otro Estado miembro de la Unión Europea, y estén sujetas y no exentas.
2ª. En cuanto a las clases de facturas, se establece un sistema de facturación basado en dos tipos de facturas:

  •  Factura completa u ordinaria, y
  •  Factura simplificada (sustituye a los tiques):

 

 Supuestos de emisión de factura simplificada:

1.  Pueden expedirse cuando su importe no exceda de 400 € (IVA incluido).

2.  Cuando se trate de facturas rectificativas.

3.  También se permite su emisión cuando su importe no supere 3.000 € (IVA incluido) en el caso de darse alguna de las operaciones siguientes, son los supuestos en los que anteriormente podía expedirse tiques (ventas al por menor, servicios de hostería y restauración, servicios de salas de baile y discoteca, servicios de tintorería y lavandería…)

Contenido de la factura simplificada
Las facturas simplificadas contendrán los datos siguientes:

  •  Número y serie correlativos.
  •  La fecha de expedición.
  •  La fecha en que se han realizado las operaciones o en que se haya recibido el pago anticipado, siempre que se trate de una fecha distinta a la de expedición de la factura.
  •  Nombre o razón social y Número de Identificación Fiscal del expedidor.
  •  Descripción del servicio prestado o de los bienes entregados.
  •  Tipo impositivo aplicado, incluyendo de manera opcional la expresión “IVA incluido”. Si se hubieran aplicado distintos tipos de IVA, se indicarán las bases imponibles de forma separada.
  •  Contraprestación total.

 

En los impuestos que procedan debe constar la mención: “normativa comunitaria exención”, “facturación por destinatario”;” inversión del sujeto pasivo”; “régimen especial de agencias de viajes”; “régimen especial de bienes usados objeto de arte”.

En caso de facturas rectificativas, la referencia expresa de la factura rectificada y de las especificaciones que se modifican.
La factura simplificada deberá contener una serie de datos adicionales cuando el destinatario de la operación sea un empresario o profesional y así lo exija o cuando sea un particular y lo exija igualmente para el ejercicio de cualquier derecho de naturaleza tributaria. En estos casos se incluirá el Número de Identificación Fiscal y el domicilio del destinatario, así como la cuota tributaria consignada por separado.


Supuestos en los que no se puede expedir facturas simplificada:
No puede expedirse por las siguientes operaciones:

  •  Entregas intracomunitarias de bienes (art. 25 de la Ley del IVA).
  •  Entregas de bienes del art. 68. Tres y Cinco de la Ley del IVA cuando se realicen en el TAI.
  •  Entregas de bienes o prestaciones de servicios realizadas en el TAI, cuando el proveedor del bien o el prestador del servicio no este establecido, el sujeto pasivo sea el destinatario y la factura sea expedida por éste al estar autorizado por el proveedor o el prestador (caso muy concreto de expedición de facturas por el destinatario o un tercero en servicios financieros).
  •  Proveedor o prestador esté establecido en el TAI o tenga en el mismo un establecimiento permanente o, en su defecto, el lugar de su domicilio o residencia habitual, a partir del cual se efectúa la operación, y conforme a las reglas de localización se sitúe fuera del TAI, en los siguientes supuestos:

1.     Operación sujeta en otro Estado miembro, el sujeto pasivo sea el destinatario, y éste no expida la factura por no estar autorizado por el sujeto pasivo.
2.     Operación se entienda realizada fuera de la UE.


3ª. Por lo que se refiere al plazo para la expedición de facturas, se establece un plazo armonizado para la expedición de las facturas correspondientes a determinadas entregas de bienes y prestaciones de servicios intracomunitarias, y se extiende este mismo plazo a todo tipo de operaciones efectuadas para otros empresarios o profesionales (interiores o transfronterizas) y a las facturas recapitulativas. Así,
Como regla general, si el destinatario no es empresario o profesional: deben expedirse en el momento de realizarse la operación que documenta y si el destinatario es empresario o profesional que actúa como tal: deben expedirse antes del día 16 del mes siguiente a aquél en que se haya producido el devengo del IVA correspondiente a la operación que documenta.
Facturas recapitulativas, como regla general, si el destinatario no es empresario o profesional: deben expedirse como máximo el último día del mes natural en el que se hayan efectuado las operaciones que documentan y si el destinatario es empresario o profesional que actúa como tal: deben expedirse antes del día 16 del mes siguiente a aquél en el curso del cual se hayan realizado las operaciones que documentan.
4ª. Se establece una nueva definición de factura electrónica, que será aquella factura que, cumpliendo los requisitos establecidos en el propio Reglamento, haya sido expedida y recibida en formato electrónico, estando condicionada a que su destinatario haya dado su consentimiento. De esta forma, el contribuyente podrá expedir facturas por vía electrónica sin necesidad de que las mismas estén sujetas al empleo de una tecnología determinada.
También se regula que las facturas en papel o electrónicas deben reflejar la realidad de las operaciones que documentan y corresponderá a los sujetos pasivos garantizar esta certidumbre durante toda su vigencia, sin que esta exigencia pueda suponer la imposición de nuevas cargas administrativas a los empresarios o profesionales.

Importante:

Aplicable desde el 01 de enero de 2013.

Comparte este artículo